VISCOSO, PERO SABROSO: LA ENTOMOFAGIA

Por: Chef Octavio Bernal Mendoza – 16/enero/2021

Amigos lectores hoy les quiero hablar de una rama de la gastronomía que suele ser de mis favoritas, la Entomofagia

Pero ¿qué es o con qué se come? Bueno, les daré primero una definición básica del término; Entomofagia se deriva de dos palabras griegas que son: éntomos (insecto) y făguein (comer), entonces podemos denominar a la Entomofagia como la ingesta de insectos, arácnidos y artrópodos en general. ¡Guácala, que rico! 

Foto: webconsultas.com

Pues sí, aunque parezca extraño para algunos, el comer insectos es más común de lo que pensamos. Un claro ejemplo, no yendo tan lejos, aquí en México es la ingesta de chapulines; pero no son los únicos insectos que se consumen en nuestro país, también se consumen en algunas regiones las hormigas chicatanas, los gusanos de maguey, los huevos de mosco, los huevos de hormiga (escamoles), las cueclas, los azotadores y muchos más. 

Y es que el comer insectos es algo que se hacía desde la era prehispánica, los antiguos habitantes del México antiguo consumían insectos como algo “normal”. 

Foto: quericavida.com

Propiedades alimenticias de los insectos

Prácticamente son proteínas en su mayoría (60-70%), aunque no se deben dejar de lado que consumir insectos aporta calcio, magnesio, cobre, hierro, fosforo, zinc entre otros. Además de que el consumo de insectos aporta también ácido fólico, riboflavina (Vit. B2) y ácido pantoténico (Vit. B5). 

Los insectos tienen pocas calorías y son de fácil digestión, no contienen hidratos de carbono, en cambio poseen mucha fibra y además ayudan a mejorar la calidad de las uñas y el pelo. 

El Rey León, Disney

¿Sorprendido? Espera, aún falta lo mejor. 

Estudios recientes de la Organización de Agricultura y Alimentos de las Naciones Unidas han demostrado que es más redituable la producción de insectos para consumo humano, debido a que, por ejemplo, los grillos necesitan seis veces menos comida que el ganado vacuno, cuatro veces menos que las ovejas y dos veces menos que los cerdos y pollos para producir la misma cantidad de proteína. Además de que los grillos se alimentan de desechos orgánicos, que convierten en proteínas de alta calidad y la producción de insectos ocupa menos agua y terreno que la ganadería convencional. Entonces se está analizando el consumo de insectos o Entomofagia como la alimentación del futuro. 

Así que a partir de ahora ya sabes, son “viscosos, pero sabrosos”.

El Rey León, Disney
A %d blogueros les gusta esto: