UNA TOMBOY EN JAPÓN: MÉXICO VS JAPÓN

Por: Yuri Tapia Ando – 18/septiembre/2020

La semana más patria está por terminar y no podía dejar pasar la oportunidad hablarles de cómo México estuvo presente en mi viaje a Japón. Escuchar hablar de tu país en el extranjero definitivamente da un sentido completamente diferente a como a veces solemos verlo estando en casa, ya que lejos de los tuyos, es un orgullo sentirse mexicano.

En 2019 tuve la oportunidad de ir a un partido de baseball, y para mi fortuna, era ni mas ni menos que México vs Japón, mis dos favoritos. La compra de los boletos fue toda una odisea, el partido era en Osaka pero la única forma de comprarlos era estando allá, por lo que una amiga japonesa que reside en Tokio hizo favor de comprármelos en el 7/11 y afortunadamente, el amigo japonés de un amigo de México vive en Osaka, por lo que ella pudo enviarle los boletos ya que ella y yo no podríamos vernos antes. Así que este japonés iría por nosotros al aeropuerto para poder entregarnos los boletos, ¡muy buena onda!, nos recogió y hasta nos llevó a donde nos hospedaríamos, y todo por llevarnos los boletos para que pudiéramos ir al partido.

Pero ahí no terminaba la cosa, por cuestiones de su trabajo, mi amiga y yo no pudimos vernos, lo que era necesario ya que además de querer saludarla, tenía que pagarle los boletos que me había hecho favor de comprarme y enviarme, así que me dijo que podía enviarle el dinero por correo, me explicó cómo y fuimos a las oficinas postales, nos orientaron, pusimos el dinero en un sobre, escribí la dirección y listo, le entregué el sobre al empleado, el dinero llegaría sano y salvo hasta la casa de mi amiga.

Llegó el día del partido, y aunque soy mexicana, debo decir que no tengo ninguna jersey de algún equipo mexicano, por lo que me fui con mi jersey del equipo japonés. Mi familia si portaba sus jersey mexicanas, y por supuesto, una bandera, por lo que era fácil que nos distinguieran, ya que habíamos muy pocos mexicanos en el estadio.

Contrario a lo que es ir a algún evento masivo en México, la entrada y salida del estadio fueron muy orden, el estadio estaba limpio y como solemos ver en la televisión o redes sociales, los japoneses recogen su basura cuando finaliza el evento.

Como buenos mexicanos, estamos acostumbrados a celebrar, a gritar de emoción, a levantarnos cuando ocurre algo bueno para nuestro equipo, por lo que fue algo difícil acostumbrarnos ya que cada vez que queríamos celebrar, un policía se nos acercaba para decirnos que no podíamos levantarnos ya que los de atrás no podrían ver. Así que fue algo difícil el tratar de evitar hacerlo.

Al ser pocos los mexicanos y llamar la atención con nuestra bandera y uniformes, se nos acercaron en dos ocasiones unos japoneses para tomarse una selfie con nosotros, incluso, uno de ellos posteó la foto en Twitter usando el hashtag #侍ジャパン (samuraijapan) y la pusieron en la pantalla del estadio. Fue un partido amistoso, y de verdad que ver jugar a tu equipo es muy bonito.

A %d blogueros les gusta esto: