UNA TOMBOY EN JAPÓN: máquinas de premios

Por: Yuri Tapia Ando – 28/agosto/2020

Una de las cosas que Japón tiene en abundancia, son los lugares de recreación con máquinas de premios, son bastante amplios y cuentan con diversas variedades de premios, desde dulces, peluches, toallas, hasta gadgets bastante interesantes. Estos lugares, sin temor a equivocarme, suelen llevar el mismo nombre, Taito Station.

Aunque no seas fan de este tipo de entretenimiento, el llegar a Japón y ver estos lugares hace que nazca en ti una curiosidad infinita y unas ganas enormes de poder jugar y ganarte algo. Desafortunadamente, cuando fui, mi presupuesto no era tan grande y no podía darme el lujo de andar probando suerte con mi dinero a ver si ganaba algún premio, ya que sabemos que en ese tipo de máquinas, para ganar debes tener técnica, lo cual yo no poseía, ya que en México no suelo jugar esas máquinas.

Sin embargo, a pesar de no jugar, me adentré en estos lugares que incluso hay hasta de dos varios pisos y cuentan no solo con máquinas de premios, sino hasta tipo máquinas de casino.

Hay gente que va con amigos, en pareja e incluso solos, y pasan horas jugando. En la parte donde estaban las máquinas de premios, me tocó ver a jóvenes que lograban sacar varios premios grandes, incluso, casi casi los veía con ojos del Gato con Botas para ver si alguno de ellos se apiadaba de mi y me sacaba un premio para mi, pero bueno, no pasó.

¿Por qué no me animaba a jugar? Como les decía, la posibilidad de ganar algo es muy nula si no sabes jugar bien, en mi caso no suelo hacerlo, por lo que mi probabilidad de ganar era mínima, tomando en cuenta además, que mínimo el precio de un juego era de 100 yenes, lo que en ese entonces equivalía alrededor de $17 por jugada.

Cuando fui a Hiroshima, me encontré con un amigo, con el cual fui a uno de estos lugares, estuvimos solo observando, él jugó un poco ya que yo no me animaba porque no entiendo muy bien cómo moverles, solo me animé a jugar en una de dulces, y logré ganarme unos cuantos, eso fue todo.

En fin, ir a Japón es sorprenderse a cada minuto con todo lo que se ve, y sin duda, ir a uno de estos establecimientos, te dejará con ganas de llevarte todos los premios.

Máquina de dulces
A %d blogueros les gusta esto: