UNA TOMBOY EN JAPÓN: máquinas de bebidas

Por: Yuri Tapia Ando – 14/agosto/2020

En las últimas semanas les estuve hablando de temas especiales por las fechas que se presentaron, como fue el cumpleaños de Harry Potter y el 75 aniversario de las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, esperando que hayan sido de su agrado. Esta semana es tiempo de continuar con los temas que quedaron pendientes, por lo que hoy les contaré de las máquinas expendedoras de bebidas que hay en todo Japón.

Máquina expendedora en Kioto.

Una de las cosas por las que las calles de Japón son muy famosas es por la cantidad de máquinas expendedoras de bebidas que hay en casi todas ellas, ya que no solo encuentras una sola, sino hasta en pares e incluso en filas enormes que abarcan toda la cuadra.

Hay máquinas de bebidas de todo lo que se te antoje, desde la máquina propia de Coca Cola, hasta las máquinas de té y refrescos de marcas japonesas. Es una locura, si no eres fan de andar tomando bebidas de sabores, cuando las veas vas a querer hacerlo por el simple hecho de que todas esas máquinas hacen que se te antoje todo.

Una de las características fabulosas de estas máquinas, es que además de encontrar las bebidas frías, también las puedes adquirir calientes, por lo que la venta de café en lata, así como de te latte o cafe latte es muy común. Incluso, algunas botellas pet también las puedes encontrar en caliente. Cada bebida tiene abajo un botón que señala si es fría o caliente, sin embargo, la mayoría de las veces, las bebidas calientes se encuentran en la parte superior.

Pero eso no es todo, otra maravilla de estas máquinas es que no solo vas a encontrar bebidas, sino que también podrás encontrarte máquinas de helado, si, de helados. La primera vez que vi una fue cuando me hospedé en Nagoya, aunque ese vez no pude comprarme mi helado me quedé fascinada con la idea. Después, cuando regresé a Kioto, encontramos una máquina de helados de la marca Häagen Dazs, en la cual escogí el helado en vasito, sin embargo, depende de la máquina, la presentación del helado.

Como puedes ver, el tan solo pasear por las calles de Japón resulta una maravilla con tanta máquina que uno se encuentra, por lo que es inevitable no comprar mínimo una bebida.

Coca cola y té verde

A %d blogueros les gusta esto: