UNA TOMBOY EN JAPÓN: hostales

Yuri Tapia Ando – 7/julio/2020

La semana pasada les hablé un poco de cómo es la estancia en Japón cuando te quedas en hostales. Son muy cómodos porque prácticamente llegas solo a descansar un rato y dormir ya que después de andar recorriendo la ciudad uno termina realmente agotado.

Si vas muchos días no tienes que preocuparte por tu ropa sucia, incluso te recomendaría que llevaras poca ropa y utilizaras las lavadoras que tienen los hostales y hoteles, son muy sencillas, solo tienes que insertar una o dos monedas, colocar el jabón y listo, esperar a que se lave tu ropa, para después pasarla a la secadora y listo, eso sí, ten cuidado con tus prendas porque algunas pueden encogerse debido al calor de la secadora.

La ventaja de estos lugares es también que te ofrecen el comedor y cocina para que ahorres en comidas y te puedas preparar lo que se te antoje. Claro que esto conviene si te quedas varios días, ya que no valdría la pena hacer una mini despensa si vas a estar pocos días. Podrás guardar tu leche o bebidas en el refri comunitario, donde encontrarás junto, unos marcadores y algunas veces etiquetas para que puedas marcar tu comida y nadie más la tome. Yo te recomiendo que hagas esas pequeñas despensas, además visitar un 7/11 es toda una experiencia también, ya que quieres comprar todo porque todo se te antoja, hay variedad de jugos, variedad de dulces y postres, cervezas y bebidas preparadas con alcohol. En estos establecimientos, encontrarás además, comida preparada y hasta huevo en presentación individual para los solitarios. Ya que tengas tu despensa puedes prepararte por lo menos el desayuno o la cena en tu hostal sin necesidad de gastar tanto y poder comprarte otras cosas.

La mayoría de los hostales, que por cierto mi favorito es el Khaosan Hostel Group y que cuentan con hostales en Tokyo, Kyoto y Osaka, te ofrecen una hospitalidad bastante grata, sus anfitriones son jóvenes muy amables con los que puedes incluso salir a pasear y hasta entablar una amistad. Dentro del hospedaje, te incluyen ciertas actividades diarias, como por ejemplo, “jueves de takoyaki”, en el cual a determinada hora, los anfitriones estarán preparando y enseñando a los huéspedes, cómo preparar el famoso platillo llamado Takoyaki, el cual se trata de bolitas de masa frita rellenas de pulpo y preparadas con mayonesa japonesa, raspadura de pescado y salsa especial para comerlos.

Te pueden enseñar a hacer origami, aunque estos los hacían para regalar cuando te fueras

Otra actividad que puedes encontrar es aprender a escribir Shodou, el cual es el arte oriental que expresa la belleza de las letras al escribir. Es un tipo de caligrafía, la cual se practica con tinta y pincel. En esta actividad, podrás escribir la palabra que quieras, aunque la mayoría opta por su nombre o algún símbolo que represente a Japón. En uno de los que fui, tenían incluso un día para la relajación de los pies, y contaban con una pequeña tina en la que agregaban limones y podías estar con tus pies sumergidos por un tiempo, aunque en estas actividades hay que apuntarse ya que el espacio es poco.

En un hostal de Tokyo, que se encuentra muy cerca del museo y estadio de Sumo, contaban con una botarga de luchador de Sumo, la cual podías ponerte y concursar con alguien más en un pequeño círculo que tenían en el lobby.

Como podrás ver, un hostal no es como podríamos imaginar, es toda una experiencia que vale la pena vivir, y qué te digo de un hotel o un alojamiento en AirB&B, definitivamente, disfrutarás cada uno de tus hospedajes. 

A %d blogueros les gusta esto: