THE BREADWINNER

Por: Jess Ñeco – 24/agosto/2021

Imagina por un momento que vives en un mundo en donde no puedes mostrar rastro alguno de tu piel, no puedes tomar un libro y simplemente leerlo, no puedes celebrar absolutamente nada, no puedes salir a menos que sea acompañada de algún hombre y tu único pecado fue haber nacido mujer; pareciera que estoy hablando de la situación actual que tristemente se vive en Afganistán, una realidad mucho peor de lo que pueden imaginar y que para muchos suena a algo salido de alguna película distópica.

En 2002 la escritora canadiense  Deborah Ellis nos regaló un libro titulado El Pan de la Guerra (The Breadwinner) en donde la autora recopila las entrevistas que realizó durante meses a mujeres y niñas en los campamentos de refugiados de Pakistán y RusiaDicho libro pasó al séptimo arte gracias a Nora Twomey (Wolfwalkers, 2020) con la participación de Angelina Jolie como productora ejecutiva y fue en 2017 que la cinta vio la luz con una hermosa animación y un mensaje tan claro y fuerte que no existe mejor momento para retomarlo que el día de hoy.

Parvana es una niña de 11 años quien junto a toda su familia residen en Kabúl en la época del gobierno de los talibanes. A estas alturas, la mayoría de nosotros estamos al tanto de las atrocidades que puede llegar a cometer este movimiento y sus castigos extremos hacia las mujeres por cosas tan absurdas como abstenerse de golpear sus zapatos en el suelo, para no generar ruido. 

Y eso es algo que nos cuenta la película en sus primeros minutos donde acompañamos a Parvana y a su padre, un ex profesor de historia que ahora le está prohibido enseñar, por lo que tiene que vender lo poco que les queda para sobrevivir.

Parvana tiene una hermana mayor llamada Soraya y un hermano menor, el pequeño Zaki, siempre cuidado por la madre de los tres, Mama Jan.

Aunque los ideales de los talibanes afectan tanto a hombres, mujeres, homosexuales o a cualquier persona que vaya en contra de su mentalidad, la película nos muestra las dificultades que tiene la familia principal cuando, en menos de 10 minutos de la película y gracias a un ex alumno del padre nublado completamente por las enseñanzas de los talibanes, los afronta agresivamente y hace que las autoridades se lleven al único miembro masculino que podía velar por la seguridad de su familia. 

Imagen: notodoanimacion.es

Desamparadas y sin posibilidades de enfrentarse a una autoridad irracional, Parvana y su madre, una mujer con salud frágil, deciden ir en búsqueda del patriarca de la familia a pesar del peligro que puedan encontrar, orillando a la niña a tomar una decisión que podría arriesgarla a ella y a sus familiares; comprendiendo a tan corta edad que si no hace nada perecerán. Parvana se corta el pelo, se viste de niño y toma un camino donde se reencontrará con una amiga del colegio, que al igual que ella tomó la decisión de hacerse pasar por hombre para reunir dinero e irse a Francia, un hombre que se volverá su aliado.

El ejemplo de Parvana inspira a su madre y hermana para cometer acciones fuera de las leyes pero que las ayudan a subsistir; con la guerra aproximándose, Parvana vive en las filas del peligro día con día, con la separación de su familia y su padre torturado en prisión, la película termina con un final agridulce y permitiéndonos ver una de tantas realidades que ocurren en este momento en aquel país.

El filme es crudo, es triste e incluso llega a ser incómodo, pero más importante, es realista; no teme hacernos sentir impotentes o inútiles ante una situación que tal vez no lleguemos a entender del todo pero la cual todos sabemos que es incorrecto. No se trata de respetar la cultura ajena, esto es una clara violación a los derechos humanos y eso es algo que Parvana entiende desde los 11 años.

Amante de las historias, la película nos cuenta también un cuento tradicional paralelo a la trama de la cinta, un descanso de la realidad que ayuda a Parvana a mantenerse estable.

Imagen: sensacine.com

Olvidemos por un segundo los asuntos políticos, olvidemos por un momento que estamos en la seguridad de nuestro hogar y pongámonos en los zapatos de las personas que se ven afectadas por este grupo en este momento, pongámonos en los zapatos de Parvana, ¿qué hubieras hecho tú para sobrevivir? ¿Qué estarías dispuesta o dispuesto a arriesgar? En un mundo donde un padre está dispuesto a acabar con la vida de sus propias hijas para terminar como una de las personas más buscadas en la lista del FBI (Yaser Abdel Said), la cinta muestra sin tapujos la guerra, los exterminios y la represión, además de agregar una perspectiva de género que hoy en día hace mucha falta.

A %d blogueros les gusta esto: