PRIDE HASTA LA MUERTE

Por: Yuri Tapia Ando – 2/noviembre/2021

Maquillaje: Karen Flores (IG: Kaalemakeup)

Una de las fechas más bonitas y llenas de tradición en México es la celebración del Día de Muertos, donde colocamos nuestra ofrenda desde días antes para esperar con mucha alegría a aquellos que ya no están con nosotros, a nuestros abuelos, tíos, primos, amigos, a todos ellos que se adelantaron y dejaron un vacío en nuestros corazones, sin embargo, a pesar de las lágrimas que podemos llegar a derramar, nos alegramos de saber que vendrán y podremos volver a comer con ellos todo lo que les gustaba en vida.

Como es tradición, en las ofrendas solemos colocar lo que le gustaba a nuestros difuntos, desde comida como mole, tamales, pan, hasta objetos que les gustaban, como instrumentos musicales, cigarrillos y por supuesto, las botellas de cerveza, tequila, ron, vino, etc., para que al regresar se sientan en casa.

Maquillaje Karen Flores (IG: kaalemakeup)

Sin duda es bonito saber que uno será recordado cuando dejemos este mundo, que tendrán en mente lo que nos gustaba hacer, comer y beber, sin embargo, hay un punto importante que quiero enfatizar, y es que después de muertos, se siga respetando la identidad de cada persona, ¿a qué me refiero con esto? Desgraciadamente, muchas personas de la comunidad LGBT no son aceptadas dentro de su familia debido a su preferencia sexual y a su identidad, sobretodo en casos de personas transexuales, quienes son más vulnerables a sufrir crímenes de odio, por lo que es casi seguro que cuando fallezcan, la identidad por la que tanto lucharon en vida, sea desvalorada.

En alguna ocasión leí una noticia sobre una mujer transexual que en su funeral, fue vestida por su familia con ropa del género con el que nació, es decir, de hombre, motivo que causó la indignación de muchas de sus amistades, ya que esa persona en vida siempre se consideró mujer y luchó por ello.

Tristemente, como este caso hay muchos, por lo que es importante hacer conciencia en la sociedad de respetar la identidad de las personas incluso una vez que hayan dejado este mundo, pues lo que somos en vida es como queremos ser recordados en muerte.

«Y que en mi ofrenda pongan muchos colores, el rojo del amor que siempre tuve para todos, el naranja de esas ricas mandarinas de temporada, el amarillo del sol que me vio nacer, el verde de esas ensaladas que tanto me gustan, el azul del mar al que quiero volver, y el morado del vino que tomaré cuando los venga a ver.

Y que me recuerden feliz, esa persona que se volvió feliz una vez que se encontró, una vez que dejó sus miedos atrás y pudo gritar al mundo su identidad. Y que me recuerden con orgullo, que me recuerden pride… porque soy Pride hasta la muerte».

Yuri Tapia Ando
Maquillaje: Karen Flores (IG: kaalemakeup)
A %d blogueros les gusta esto: