POPOTES BIODEGRADABLES

Por: Yuri Tapia Ando

En estos últimos meses de encierro, basta darse cuenta de lo que la ausencia del ser humano en los espacios abiertos ha causado, el planeta Tierra nos pedía a gritos un respiro y al ver que nosotros seguíamos sin entender, decidió tomar cartas en el asunto.

Es verdad que diariamente contribuimos a la contaminación del planeta, pero también lo es que en todo el mundo miles de personas trabajan para luchar contra este grave problema. Mucho se ha discutido sobre el uso de los popotes, por ejemplo, ya que, sinceramente, no son como el artículo de primera necesidad, sin embargo, su uso y producción continúan, por lo que muchos, en vez de ponerse contra estos y negar su uso, han preferido unirse al enemigo, pero de una forma sabia. 

Tal es el caso de Gran Minh Tien, un emprendedor vietnamita, quien propuso las pajillas biodegradables, que además están a un precio considerable y si gustas, te las puedes hasta comer.

Para su producción, se usan las hojas de una planta llamada Lepironia Articúlala, se encuentra en áreas tropicales y subtropicales de Madagascar, sur de Asia, Australia y oeste del Pacífico. Estos popotes o pajillas pueden ser reutilizadas si se desea, en caso contrario, pueden desecharse sin problema, aunque se sugiere que sea en la basura orgánica para su mejor descomposición.

Un dato curioso de este producto elaborado completamente a mano a partir de esta planta, es que tiene dos presentaciones, la primera es la opción fresca, con una duración de una semana máximo a temperatura ambiente, y la segunda opción, en seco, la cual se coloca al sol y después se hornea, haciendo que tenga una duración de hasta seis meses a temperatura ambiente. Los precios por pieza de estas dos opciones son de $1 aproximadamente para la opción seca y $0.60 para la fresca. Solo resta esperar a que lleguen a nuestro país, aunque si gustas adquirirlas, se encuentran de venta en línea.

A %d blogueros les gusta esto: