PARKOUR: RAQUEL BECKER

Por: Yuri Tapia Ando – 16/agosto/2020

El día martes tuvimos una entrevista con Raquel Becker, quien además de practicar Parkour, es también doble de acción, mejor conocido como stunt.

Raquel, de 28 años de edad, es originaria de Villahermosa, Tabasco, aunque lleva viviendo en la Ciudad de México la mayoría de su vida, por lo que ella misma se considera como “chilanga”.

“El parkour es una disciplina que consiste en superar obstáculos utilizando solo tu cuerpo de la manera más rápida y eficiente posible. Hay técnicas para lograr hacer esto, técnicas que nos ayudan a no lastimarnos, a que el movimiento sea más eficiente y más rápido”, nos explicó Raquel.

Raquel empezó esta disciplina cuando tenía 17 años, “siempre me han gustado mucho los deportes, a los 17 me encontré con el parkour y cambió mi vida totalmente, y eso hago ahora, todo es parkour para mí, todo el tiempo” comenta, “estaba en casa de mis papás, que viven en el Estado de México, en Satélite, y ahí hay un parque que se llama Naucali, ahí creo que a la fecha siguen dando clases de parkour, no ahorita por el covid, pero ahí fui al parque a correr, y vi a unos chavos como en una clase, se veía que era una clase, tratando de subir una pared, y me llamó la atención inmediatamente, ¿por qué están aprendiendo a subir una pared? y no solo eso, ¿quién les está enseñando a subir una pared?, me llamó la atención muchísimo, me acerqué, pregunté qué era, cómo se llamaba, y ya me explicaron todo. Al siguiente fin de semana ahí estaba y a partir de ahí no lo dejé”.

“En mis once años de parkour me he enfocado a ser fuerte para hacer este tipo de cosas, porque me traumó mucho que cuando recién entré a hacer parkour no tenía nada de fuerza, no tengan miedo a practicar parkour si no tienen fuerza porque yo estaba igual, no podía hacer ni una barra, no podía hacer ni una lagartija”. Raquel llevaba dos años sin practicar algún deporte cuando empezó a practicarlo, por lo que tuvo que empezar de cero, “en una de mis primeras clases me pusieron a subir una barda, no era una barda más alta que yo ¡y no pude!, no pude, esto me traumó muchísimo, cómo es posible que mi cuerpo no pueda hacer esto”, recuerda Raquel, quien durante todos estos años se ha enfocado en ser fuerte para que a su cuerpo no le cueste trabajo hacer este tipo de cosas.

Como verás, hay personas que se dedican a dar clases sobre esta disciplina, dentro de la Ciudad de México puedes encontrar varios lugares, entre ellos en Ciudad Universitaria, donde normalmente los fines de semana dan clases alrededor de las 10 de la mañana. Raquel se dedicó a dar clases durante cuatro años y cuando termine la cuarentena volverá a impartirlas los días sábado, por lo que pueden obtener informes directamente con ella por medio de su cuenta de Instagram.

“Lo considero mi hobby, mi trabajo, mi pasión, todo”

“Se puede vivir del parkour, yo creo que es una combinación de constancia, porque tienes que entrenar mucho, te tienes que preparar bastante, y, suerte, porque cuando estás en el momento, en el lugar indicado, conoces a alguien, y yo así empecé en el mundo de los dobles de acción, por eso soy stunt, por el parkour, y gracias a que soy doble de acción me puedo dedicar más al parkour porque se vuelve parte de mi trabajo, necesito estar hábil para hacer muchas cosas”. Raquel, como stunt, ha participado en muchos comerciales donde puede hacer lo que tanto le encanta.

Desafortunadamente en México no hay un lugar en realidad donde se impartan clases de stunt, “en Estados Unidos, por ejemplo, y en otros lados, si hay escuelas de stunts, donde te enseñan todas estas técnicas de pelea, porque es pelea escénica, no es como pelea normal, caídas de altura, incendiados, todo esto te lo enseñan, hay una escuela, pero aquí en México no, aquí en México te enseña la gente que lleva 30 años trabajando en eso. Se transmite el conocimiento”. Aunque en nuestro país no existan estas escuelas, los stunts si pertenecen a la Asociación Nacional de Actores (ANDA) como cualquier actor.

@raquebecker

Una escena de mi trabajo, es una de las más difíciles que me ha tocado. #stunt #stuntwoman #stuntman #doblederiesgo #action #321action #tren #jump

♬ sonido original – Raquel Becker

Cuando le preguntamos a Raquel sobre lo que opina su familia al respecto, sonrió y esto fue lo que nos contestó, “yo creo que mis papás, mi mamá sobre todo, ya se acostumbraron después de mucho tiempo, pero sobretodo, no ven mucho de lo que hago, ahorita ya más por el Instagram, porque mis papás me siguen (risas) y pueden ver ahí todo lo que hago, entonces ya no me dicen nada, no sé, tal vez piensen que es fácil, porque hay veces que lo hago ver fácil, pero yo creo que dicen – ay pobre hijita loca, ya que haga lo que quiera – ya se acostumbraron”.

Si eres de los que no suelen hacer mucho ejercicio pero te llama la atención empezar a practicar parkour, no te preocupes, aún puedes hacerlo “todos pueden aprender parkour. En tu primera clase no vas a empezar saltando azoteas, no vas a empezar haciendo cosas extremas, es muy progresivo, muy poco a poco, entonces vas haciendo cosas chiquitas para que tu cuerpo se vaya adaptando, vaya aprendiendo. Aprende a ser más coordinado, va a ir agarrando fuerza en todos lados, hasta las manos se van haciendo fuertes, porque al principio las pones en la pared o en el piso y te duele, pero después hasta eso van soportando.

“Es fabuloso, el movimiento, podernos mover a cualquier hora”

“Nunca es tarde para empezar a moverse, porque todos lo deberíamos hacer, movernos debería ser algo muy natural y muy fácil, y se ha vuelto inalcanzable para algunas personas, cuando no debería de ser así. Todo el mundo puede empezar a hacer parkour”, señala Raquel. Claro está que para los niños resulta más fácil, para ella, empezar de niños es lo mejor, ya que por lo mismo de que están chiquitos les cuesta menos trabajo “es buenísmo para ellos porque están en movimiento, coordinan más y eso les ayuda mucho mentalmente, hasta en la escuela, hasta a ser más inteligentes. Que investiguen del tema y les enseñen a sus papás, ya que los papás tienen la última palabra, y que no tengan miedo, seguro les va a ir super bien”.

Raquel entrena 6 días a la semana, entre entrenamiento funcional o crossfit y parkour entre unos 3 o 4 días a la semana, menciona que es importante mantener el cuerpo fuerte para soportar los impactos y caídas. En cuanto a la alimentación, nos comenta que es importante llevar hábitos saludables, “yo no creo en las dietas, yo creo en los hábitos saludables, ya me acostumbré a no tomar refresco, a no comer muchas harinas refinadas ni alimentos procesados, trato de evitarlos lo más que se pueda, no como azúcar… ya después no es difícil si tienes el hábito de no hacerlo”.

Una de sus mejores experiencias practicando parkour ha sido haber entrado al Exatlon de Estados Unidos, la cual considera una de las experiencias más difíciles y más bonitas por la gente que conoció, “difíciles porque es un reto bastante complicado, me lastimé el hombro, me rompí el ligamento a la segunda semana de estar compitiendo y seguí así tres meses más, ¿cómo le hice?, no sé, pero se volvió algo muy difícil pero a la vez que me enseñó mucho”.

“Lo bonito del parkour es que cuando estás haciendo eso, no piensas en absolutamente nada, te olvidas de todos tus problemas, te olvidas de lo que vas a hacer, de lo que hiciste, de todo. En ese momento solo estás pensando en dónde vas a poner el pie, tu mano dónde va a ir, tu vista, tienes que estar atento a dónde vas, te vuelves presente, estás en el presente totalmente y eso es terapéutico, estar en el aquí, en el ahora es bueno para la mente, no estar pensando en el futuro, en el pasado, eso es buenísimo”.

Como algunos saben, en el parkour se practican saltos muy peligrosos como son de una azotea a otra, la cual puede ser desde una casa o hasta un edificio. “He saltado cosas que no puedo fallar. Ha habido saltos que sé que si fallo, me puedo hasta morir. Estos saltos no los dejas a la suerte, es muchísima práctica. No lo puedes dejar a la suerte, a ver si me sale, tienes que ir muy progresivo, tienes que ir preparado mentalmente para hacer ese salto y haber hecho miles de saltos antes parecidos a ese, y estar cien por ciento confiada que tu cuerpo lo puede hacer. No puedes pararte ahí y ver si te sale.” Raquel nos platica que a la vez, cuando tiene que realizar un salto muy grande, imagina todos los escenarios, todo lo que puede salir mal para así saber cómo reaccionar en caso de fallarlo, “sé como salvar el brinco que voy a hacer. Hasta en eso hay que tener experiencia, en el saber fallar”. En cuanto a estos saltos y cómo hacerlos afirma que no es suerte, sino práctica.

Para finalizar, Raquel nos comentó que le gustaría visitar Francia donde fue que se originó el parkour y poder realizar este deporte que es su pasión.

Si quieres saber más sobre lo que realiza Raquel, te invitamos a que la sigas en su cuenta de Instagram arriba mencionada o en su cuenta de Tik Tok donde podrás ver los increíbles movimientos que realiza.

Agradecemos a Raquel por otorgarnos la entrevista.

A %d blogueros les gusta esto: