MONSE AGUIRRE

Por: Yuri Tapia Ando

(22 AÑOS)

TDM: ¿Cómo te identificas dentro de la comunidad (lesbiana, bisexual, etc.)?

MONSE: Lesbiana

TDM: ¿Eres abiertamente lesbiana o todavía hay lugares donde lo ocultas?

MONSE: Soy abiertamente lesbiana, obvio no siempre fue así.

TDM: ¿Hace cuánto que saliste del clóset?

MONSE: 10 años (risas)

TDM: ¿Cómo fue que supiste tan chica que te gustaban las niñas? O sea, fue una edad muy corta.

MONSE: Bueno, pues de hecho todo empieza desde que era muuuuuy pequeña, mi papá notaba algunas actitudes de mi persona diferentes a la de mi hermana mayor, y pues siempre le decía a mi mamá (risas) que yo era “rara”, y mi mamá pues, obvio no lo aceptaba.

Después me fui a vivir a Puebla y había una niña unos tres años más grande que yo más o menos, y siempre andaba conmigo, me regalaba flores y cartas (risas), yo tenía como 6 años. Pero pues ni en cuenta en tener una relación, a lo mejor ella ya estaba más interesada en eso porque ella era la que me mandaba o regalaba cositas.

Yo siempre fui una niña muy callada y asocial, entonces vuelvo a Irapuato, y cuando tenía como 11 años, empecé a sentirme atraída por la que era mi mejor amiga, pero yo no lo acepté porque siempre estuve rodeada de gente machista o gente muy religiosa. Pero mi vecina, que conocía desde que era una bebé, es 3 años más grande que yo; ella estaba en secundaria y entonces un día me besa (risas) y me dice que le gusto, y pues  a mí también me gustaba pero no lo aceptaba por las creencias que tenía en mi.

De ahí mi papá se dio cuenta que andaba con ella y me apoyó totalmente.

TDM: ¿Y tu mamá y tu hermana?

MONSE: Mis papás tienen 16 años separados. En ese momento yo vivía con mi papá, entonces él me pidió mucho respeto para la casa y para mi abuelo porque él era súper machista, incluso decía que las mujeres no debían salir de la cocina y cosas de esas. Pero a mi mamá le dije cuando tenía 13 años, y fue porque ella me obligó a decirle, ni siquiera fue algo que yo hubiera querido hacer, ni estaba preparada. Le llegaron rumores que andaba con una chava y que me juntaba con puras chavas lesbianas. Así que ella insiste en que yo le contara y me brinda como todo el apoyo, pero cuando le digo que si andaba con una chava, me pidió que me fuera de su casa, que me olvidara que tenía mamá, y que ella no iba a tener una hija lesbiana, que no me molestara en volver a buscarlas a ella y a mi hermana. Que iban a hacer de cuenta que tenían un perro, le dio rabia y se murió. Recuerdo muy bien ese momento. Y cada una de las palabras que dijo.

Entonces me fui con mi papá, él me pidió que le diera tiempo a mi mamá. Y mis hermanas siempre me han apoyado, incluso mi hermanita la más pequeña, siempre lo ha entendido y respetado.

TDM: Y tu mamá, sé que ahorita te acepta y te apoya al cien, ¿cuánto tiempo pasó para que ella lo fuera asimilando?

MONSE: Después de que le dije, ella me buscó 6 meses después y me pidió perdón por lo que había dicho. Me dijo que para ella era complicado aceptarlo porque en su familia fueron educados con otras ideas y porque jamás ha tenido un familiar que sea gay. Otra de las cosas que le costaba trabajo aceptar era que yo era muy pequeña como para saber realmente lo que quería, pero me dio la oportunidad de “pensar bien” y yo darme cuenta si realmente era lo que quería ser. Me dijo que si yo cumpliendo los 18 años le decía que esas eran mis preferencias ella me iba a respetar, entonces me metieron a un internado de monjas a los 15 años (mi mamá con la ilusión de que “se me quitara lo lesbiana”) (risas) pero pues había puras mujeres, así que fue el paraíso (risas).

Las madres del internado se daban cuenta de mis relaciones dentro de éste, y se lo hacían saber a mi mamá, pero ella se cegaba y decía que yo siempre era cariñosa, que era normal que me pasara abrazándolas o así (risas). Mi papá solo me decía que respetara el lugar (risas).

Cuando cumplí los 18, en plena fiesta le dije a mi mamá que teníamos una plática pendiente y así fue. Ella sabía que tenía una relación de 4 años con una chava, y me dijo que ya había entendido que no es algo que nosotros escogiéramos ser, que ella me iba a apoyar, pero que yo también la entendiera y que iba a haber ciertas restricciones en su casa, y que le ayudara a aprender más sobre este tema, sobre la comunidad y poco a poco ha mejorado todo, como sabes, va a los antros, les habla a mis amigos, baila, canta y ahora hasta nos defiende.

TDM: Wow, y tú ¿cómo te sentiste en esos años “de prueba” con tu mamá? Queda claro que en el internado fue un paraíso (risas), pero sabiendo que aún así tu mamá estaba pendiente por así decirlo.

MONSE: Fue muy difícil para mí, porque a pesar de estar “fuera del clóset” no me sentía segura por el rechazo por parte de mi mamá. Entonces lo escondí por un largo tiempo a mis amistades. Pensaba que si mi madre que se supone es un amor más grande no me aceptaba, nadie más me iba a aceptar. 

Pero pues entre las dos nos apoyamos y al final supimos que lo que diga la gente no debería de afectarnos. Las personas que nos quieren en verdad nos han apoyado y aceptado.

Ella no quería que llevara a nadie con mi familia, y ahora ya presenté a mi pareja como mi novia (risas), “ella es fulanita, la novia de Monse” (risas) y es muy hermoso.

TDM: Qué bonito que ya ahora todo es mejor y sean las cosas así.

MONSE: Sí, ahora ella se ríe de los comentarios que hacía, y aun tiene dudas pero le gusta informarse. Hace poco tenía dudas de los transgénero, por el mes del orgullo vio diferentes temas, y pues tiene dudas y busca información y me pregunta, o juntas buscamos información si es que yo no sé sobre el tema.

Desde el año pasado quería ir a la marcha de CDMX y prometimos que iríamos este año, pero &%$ Covid (risas).

TDM: Pues ojalá el próximo año ya vuelva todo a la “normalidad” de alguna forma y pueda haber ahora sí una marcha.

MONSE: Sí, ojalá que si para el próximo año, ahí andaré con toda mi familia (risas), mis hermanas y todo.

Monse, 22 años, lesbiana
A %d blogueros les gusta esto: