LAS MADRES NO ESTÁN BIEN: la depresión en el embarazo y postparto se ha triplicado durante la pandemia

Por: Dra. Daniela Segura – 17/julio/2020

La pandemia COVID-19 ha hecho de las suyas provocando ansiedad y depresión en toda la población, sin embargo hoy quiero hablar de un grupo especifico de personas que son las mujeres embarazadas y puérperas (periodo de tiempo en la recuperación de la madre posterior al parto; de 5 a 6 semanas). 

Este tema me pareció importante debido a que el aislamiento ha provocado el contacto carnal con nuestras parejas y gracias a eso se ha concebido un gran número de embarazos deseados y no deseados. Según la ONU se proyectan que 7 millones de mujeres tendrán embarazos no deseados durante la pandemia, esto debido al difícil acceso de métodos anticonceptivos. 

Cuando imaginas un embarazo o a un recién nacido siempre se piensa en toda esa gente alrededor a tu familia cargando con amor al bebé, a tus amigas celebrando la llegada del nuevo integrante, a nuestra madre cuidándonos; pero en estos tiempos las nuevas madres inician la aventura de la maternidad en un mundo que no conocíamos. Ahora debemos prepararnos para un mundo totalmente distinto. Un mundo donde nos da miedo ir a nuestras citas prenatales por riesgo a infectarnos, miedo a que si tenemos una emergencia durante el parto o puerperio no haya suficientes suministros o personal para atendernos. 

Si bien no hay suficientes pruebas de cómo podría afectar el COVID-19 a las mujeres embarazadas y al recién nacido, los países deben asegurar el acceso a servicios prenatales, apoyo durante el parto y postparto, del mismo modo para el recién nacido. 

Un estudio realizado por la universidad de Alberta en Canadá mostro que el numero de mujeres que informaron síntomas de depresión incrementó hasta un 41% en comparación con el 15% antes de que comenzara el brote. 

La depresión perinatal puede ocasionar a la madre, al recién nacido y al entorno familiar múltiples consecuencia NEGATIVAS. Sin embargo se ha demostrado que las redes sociales bien utilizadas, puede contribuir como una herramienta valiosa como apoyo para mujeres en esta etapa de la vida. 

Las redes sociales pueden contribuir a la salud y bienestar al facilitar: 

· La interacción social 

· Construir comunidades 

· Normalizar el comportamiento de búsqueda de ayuda 

· Inspirar cambios saludables en el estilo de vida 

· Ayuda a la investigación médica 

Todo esto depende de cómo utilices las redes sociales y qué contenido te interese, así como a quién sigas. 

En lo personal sé que es una etapa donde quieres estar con las personas que quieres, quieres que vean como ha crecido tu pancita, quieres salir a ver cositas de bebé, hasta ver a las otras mamás para que te den consejos o resuelvan algunas dudas. 

Pero es momento de quedarse en casa ya que no se cuenta con la información adecuada de cómo podría afectar al recién nacido al contraer el virus COVID-19, por eso y más se recomienda: 

· Quedarse en casa 

· Lavar las manos constantemente 

· Alimentación saludable: 

o Poner horarios de comida 

o Cuidar las comidas rápidas (no excederse de antojitos) 

o Alimentación rica y variada 

· Ejercicio y meditación (tiempo para ti) 

· Pensar POSITIVO: piensa en todo el tiempo que esto es lo mejor para el bebé, organiza su llegada, mantente en contacto con tu familia, piensa en su habitación… 

· HOME OFFICE: Para la mamás que tienen que trabajar 

o Cambia de posición cada cierto tiempo (levántate y pasea por la casa) 

o Cuida tu espalda, realiza ejercicios de estiramiento 

Pese a todas las dificultades y la situación excepcional, vive y disfruta tu etapa de embarazo. 

Ya nos volveremos a abrazar

Ya volveremos a estar rodeadas de risas, pláticas y buenos ratos

Esperemos un poco más, más vale prevenir

Apoyo psicológico 24/7 frente al covid-19 

Línea de seguridad o chat de confianza 55 5533 5533 

· Se atiende a todos los grupos y hay servicios especializados para niñas, niños, adolescentes y personas de la tercera edad. El servicio es gratuito.

A %d blogueros les gusta esto: