LA CONTAMINACIÓN Y EL EMBARAZO

Por: Abril Cruz – 29/julio/2021

La contaminación también afecta al crecimiento del bebé durante el embarazo

Según un estudio publicado por la UPV/EHU, las etapas más sensibles a la polución atmosférica son los meses iniciales y los finales de la gestación.

La madre, al exponerse a partículas “finas” de contaminación durante los meses más sensibles, llega a tener una influencia “directa” en el balance de las hormonas tiroideas del bebé, esto afectando a su crecimiento según el estudio publicado.

Uno más en la familia

Para ello se ha analizado la muestra del proyecto “Infancia y Medio Ambiente de Gipuzkoa”, en el cual los resultados han puesto de manifiesto la conexión “directa” entre la exposición a partículas finas durante el embarazo y el nivel de tiroxina en los recién nacidos.

Al exponerse en los primeros meses de gestación, la influencia es de menor nivel en tiroxina de los recién nacidos, pero, a medida que avanza el embarazo, esa relación disminuye. Sin embargo, en la fase final, este vínculo se vuelve a hacer patente mostrando un efecto contrario: “a medida que aumenta la concentración de las partículas finas, aumenta el nivel de las hormonas tiroideas, lo cual provoca un efecto contrario en el balance”.

En mi opinión, sería bueno que el siguiente cometido estudiara los mecanismos que hacen que estas finas partículas provoquen efectos contrapuestos al comienzo y al final del embarazo, otro punto sería conocer si la contaminación también afecta otros aspectos como lo son el desarrollo neuropsicológico, el crecimiento y la obesidad. ¿Qué te pareció la información de este artículo? No te quedes con tu comentario, publícalo y haznos saber lo que piensas.

A %d blogueros les gusta esto: