HOTELES Y LA NUEVA NORMALIDAD

Por: Yuri Tapia Ando – 4/agosto/2020

Uno de los sectores en cuestión de negocios más afectados por la pandemia, fue sin duda, el hotelero, ya que tuvieron que cancelar sus reservaciones y cerrar sus puertas por varios meses, dejando a muchos empleados sin un ingreso y esperando con ansias que todo esto terminara pronto.

Afortunadamente han empezado a abrir sus puertas a los turistas, aunque con ciertas medidas de higiene, como ya sabemos, el tapete para desinfectarse a la entrada, el gel antibacterial, el termómetro para tomar la temperatura a los nuevos huéspedes y el uso obligatorio de cubrebocas por parte del personal sin excepción y por supuesto, de los turistas, así como Susana Distancia. Aquí algunas de las nuevas normas:

  • Todos los empleados deben usar cubrebocas.
  • En el mostrador de la recepción debe tener separación con acrílico entre huéspedes y recepcionistas.
  • Contar con señalamientos de mantener distancia entre huéspedes.
  • Gel antibacterial obligatorio en la recepción y en los centros de consumo.
  • Debe estar al 50% de su capacidad.
  • No hay buffets de self serve. Debe haber un chef con guantes, cubrebocas y careta sirviendo los alimentos.
  • Deben seguir manejando las reservas por horarios en restaurantes a la carta para la cena.
  • Discotecas no deben estar abiertas.
  • Los empleados deben ser verificados a la entrada y salida con la pistola infrarroja por seguridad. Si algún trabajador presenta temperatura se manda al médico el hotel.

Por otro lado, como turista en hoteles donde hay atracciones como albercas, playas, lagos o ríos, es inevitable no usar cubrebocas, ya que, sin duda, no sería conveniente usarlos si se van a mojar. ¿Pero qué podemos hacer? Como hemos mencionado a lo largo de nuestros artículos, el Covid-19 es un virus que llegó para quedarse, y poco a poco nos tendremos que ir adaptando a las nuevas normalidades y a convivir con él. Claro que como turista llega uno a olvidar esta situación, pero no hay que bajar la guardia, cuando requiramos de un servicio por parte de algún mesero o camarero, no olvidemos tener el cubrebocas puesto y estar poniendo constantemente gel en nuestras manos, así como desinfectar todo lo que usemos en la habitación y fuera de ella.

Como turistas hay que evitar las aglomeraciones y si va uno a un hotel que sea para relajarse y disfrutar las instalaciones, sin paseos aún. Y dentro de éste, recordar mantener la distancia y no aglomerarse en los elevadores.

Como bien sabemos, en algunos hoteles o en playas públicas, suelen rentar atracciones acuáticas como son lanchas, jetski, kayaks, etc., por lo que debemos fijarnos que los encargados desinfecten bien los equipos antes de que nos los entreguen.

No cabe duda que nuestras vacaciones ya nunca serán lo mismo, pero si todos ponemos de nuestra parte, pronto estaremos disfrutando de unas ricas vacaciones en familia o amigos.

A %d blogueros les gusta esto: