FAMILIA COMO ORGANIZACIÓN SOCIAL

Por: Psic. Diana Camacho – 25/noviembre/2021

La importancia de la familia como forma de organización social

Al ser una de las formas más básicas de organización social, la familia ha sido objeto de estudio y de interés de muchas disciplinas debido a que a pesar de las transformaciones que ha tenido a lo largo del tiempo, sigue siendo el observatorio más privilegiado de los vínculos sociales en un espacio cotidiano. 

La familia es una entidad socio-histórica, dotada en cada caso de una identidad única. Es al interior de las familias en donde comienzan los primeros vínculos entre grupos de personas. Desde el punto de vista psicológico, los primeros afectos, los primeros objetos, los primeros significantes tienen lugar al interior de nuestras familias. Desde el punto de vista social, es en la familia en la que comienzan a introyectarse las relaciones de poder más básicas, el orden que va a imperar en una sociedad, comienza a aprenderse, a entenderse y a enseñarse, en las familias.

Foto: Radio Ángulo

Una familia es necesaria e intrínsecamente en su contexto, su época y condición histórica. Es por la razón anterior que el análisis de la familia es hacia adentro y también hacia afuera. 

Guerras, crisis económicas, cambios de presidentes, pandemias, grupos culturales y revoluciones sociales, son eventos que atraviesan y que van configurando una realidad específica para las familias. Numerosas corrientes de pensamiento filosóficas, psicológicas y científicas han surgido en los escenarios más caóticos, inestables y convulsos. Las personas que desarrollan conocimiento, espacios de reflexión y de innovación, pertenecieron a una familia o formaron una familia. 

Foto: Vittude

Debido a la importancia del contexto en el tema del estudio de las familias, tanto su teoría como su práctica deben ser flexibles y sobretodo sensibles a tomar en cuenta e identificar a las familias como sistemas permeables de intercambio intersubjetivo con otras formas más sofisticadas de organización social.

Maturana (1928) hablaba de la realidad como un proceso en construcción y por definir, lo cual me hace pensar en las familias. Llama de manera especial y con agrado la crítica que hace el grupo Cambridge a los teóricos que desarrollan sus escritos pensando sólo en el modelo de familia nuclear occidental, dejando fuera un universo de posibilidad en los términos relacionales, de comunicación, modelos de crianza, lenguajes compartidos y un muy extenso etcétera. Es este el reto de los que elegimos apasionarnos en la observación, estudio y tratamiento de las familias. 

Me interesa de manera especial hablar acerca de vínculo, ese nexo invisible, formador y transformador que surge en el espacio nutrido y nutriente de la cotidianeidad y de la intimidad de la vida familiar. Ese que ha ido transformándose también respecto a códigos y reglas no verbales. De lo importante que es la cercanía emocional para lograr un individuo asertivo, confiado, con capacidad de comunicarse y de conectarse con los que están a su alrededor. 

Foto: Pivot Salud

Sin importar el tipo de familia que tomemos como ejemplo (ambos padres, madre soltera, padre-padre, madre-madre e hijos, hijos y abuelo) y de todas las combinaciones posibles en cuanto a número de miembros, edades, ocupaciones, intereses, sí es en la familia en la que se adquieren y se aprenden los cómos de las relaciones con los demás, ¿Cómo puede posibilitarse el mantenimiento del vínculo en una sociedad individualista en la que pareciera que entre más “cercanos” más desvinculados y más desconocidos de nuestros más próximos?

Foto: Babyradio
Foto: Definición ABC

Al ser una familia una institución con todas sus características y posibilidades, es importante, para su abordaje y tratamiento, tomar en cuenta las nuevas metodologías y las nuevas tecnologías. A manera de ejemplo, son muchas las familias que tienen ahora un nuevo integrante: los dispositivos electrónicos. El internet y la constante necesidad de conexión es un elemento de nuevo ingreso que da forma a muchísimas nuevas manera de comunicarse de los integrantes y de la misma manera que con anterioridad la televisión era el principal referente de las conversaciones al interior y exterior de la familia, hoy lo es el Facebook. Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse y sin preguntarnos. El progreso o la idea de progreso se cruza y se entrelaza con numerosos factores de nuestro día a día. Terapeutas familiares y miembros de familias: ¿Qué hacemos con esos elementos? ¿De qué manera nos estorban? ¿Cómo los trabajamos? ¿Cómo los aprovechamos? 

Concluyo este escrito ( modesta reflexión) que pretende integrar tanto lo revisado en la teoría, lo vivenciado en la práctica clínica y también con la propia vivencia, afirmando que el reto es enorme, y no por ello deja de ser emocionante e interesante: si se inventan nuevas formas de ser familias estaremos dando pasos cada vez más consistentes hacia verdaderas sociedades de inclusión.

Foto: La Estrella de Panamá

Psicóloga y Psicoterapeuta Diana Camacho Barrón.

* Evaluación psicológica.* Intervención institucional.* Atención psicológica individual, familiar y de pareja. 

Tel: 5611363722

A %d blogueros les gusta esto: