EL TIO ROBER Y LA HORA FELIZ: AUTOCINEMA COYOTE

Por: Yuri Tapia Ando – 12/agosto/2020

Este martes 11 de agosto se presentó en plena lluvia el show de stand up del comediante El Tío Rober en una nueva modalidad gracias al covid que desde hace unos meses nos vino a cambiar la vida.

Al entrar al autocinema el staff, bien protegido como debe ser, con mascarilla, careta y guantes, solicitaban el boleto de entrada que se había descargado a los celulares para evitar el contacto, así mismo, revisaban la temperatura y proporcionaban gel antibacterial. El miembro del staff te indicaba las instrucciones para ordenar comida y para poder escuchar el audio por medio del radio de tu automóvil.

Al rededor de las 21:00 horas, la lluvia empezaba a caer en la explanada del Autocinema Coyote, ubicado en Insurgentes de la Ciudad de México, cuando apareció el primer standupero, el Rorri para abrir el show con un público integrado por cien automovilistas mas sus acompañantes. El segundo en aparecer en escena fue Chucho quien daría invitación a El Cojo Feliz para entrar en escena, el cual fue bien recibido por sus admiradores. Tras aproximadamente veinte minutos de show, finalmente subió al escenario El Tío Rober, y la lluvia aumentaba cada vez más.

El Tío Rober

La lluvia vino a traerle una nueva experiencia al Tío Rober a quien la lluvia ya había mojado hasta los pantalones y quien se tuvo que ver obligado a utilizar un paraguas para picar la carpa que lo cubría y tirar la lluvia acumulada. Afortunadamente, gracias a su improvisación y buen sentido del humor, no hizo mas que causar sin fin de risas, o más bien, ruidos de claxon y movimiento de luces.

Como sorpresa para los asistentes, anunciaron que además del show, grabarían su programa de La Hora Feliz, por lo que se montó una mesa con sus sillas y, después de unos pequeños problemas técnicos ocasionados por la lluvia que afortunadamente ya cesaba, dieron comienzo a su programa.

El Tío Rober y El Cojo Feliz grabando La Hora Feliz en el autocinema Coyote

Sin duda un show nuevo para todos, con una nueva normalidad, los aplausos fueron sustituidos por luces y cláxones haciendo un poco emotivo el final, ya que ambos comediantes agradecieron a sus fans el haber asistido y reconocieron que a pesar de ser un año difícil, aún pueden estar dando show, “ha sido un año muy culero, creo que hemos sentido la fragilidad, la fugacidad de nuestra vida y estamos, aunque no lo crean, peleando día con día contra esta pandemia horrorosa…, seguimos aquí, seguimos saliendo, seguimos riendo, seguimos divirtiéndonos, y a lo mejor ahorita no lo sentimos porque estamos inmersos en esto, pero en unos años vamos a recordar cómo estuvo, todos estos días que estuvimos viviendo, pero a pesar de todo, hubo momentos de risa”, concluyó El Tío Rober agradeciendo la presencia de sus fans.

Aunque al final algunos de los asistentes no resistieron las ganas y aprovecharon para tomarse fotos con los dos comediantes, quienes se portaron muy accesibles y agradecidos, el show que terminó al rededor de las 22:30 horas parece haber resultado todo un éxito y los fans salieron contentos del autocinema.

A %d blogueros les gusta esto: