EL TABÚ DEL ORGASMO FEMENINO

Por: Dra. Isela Patiño García – 15/agosto/2020

Este es un tema singular por todo lo que implica hablar del orgasmo femenino, ya que por siglos ha sido un tema controversial y prohibido, aunque lo sigue siendo en diferentes países y culturas. 

Imagen: agenciasen.es

Vamos a partir diciendo que la mayoría de las mujeres tenemos orgasmos, en mayor o menor intensidad o frecuencia, pero es una parte de nuestra sexualidad y se tiene que ver con la misma naturalidad. 

Las mujeres tenemos un órgano especifico y con la única finalidad de darnos placer, el clítoris, aquí se encuentran miles de terminaciones nerviosas que sirven para la estimulación femenina, en conjunto se cuentan con mas de 8000 terminaciones nerviosas que están implicadas en el proceso del orgasmo. 

Algunos autores describen al orgasmo como “una descarga explosiva de tensiones neuromusculares, acompañado de placer intenso”

Durante el orgasmo se producen múltiples cambios psicológicos, neurológicos, fisiológicos y hormonales como elevación del útero, lubricación vaginal, aumento del flujo sanguíneo a órganos genitales, erección del clítoris, contracciones en el área genital, aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco, coloración rosa en el rostro, entre otras. 

Se han definido tres tipos de orgasmos: vaginal, clitoriano y mixto, entre ellos pueden combinarse y por consecuencia aumentar el orgasmo, este dura aproximadamente siete segundos, en algunos estudios se ha comprobado que en el mejor de los casos este tiempo puede extenderse hasta un minuto, a pesar del poco tiempo, las mujeres podemos alcanzar orgasmos múltiples y de manera ininterrumpida, a comparación de los hombres, que necesitan tiempo tras un orgasmo para poder alcanzar otro. 

El orgasmo tiene efectos benéficos para el bienestar y la salud, a pesar de ser tan efímero, durante el orgasmo se liberan una gran cantidad de hormonas que mejoran el estado de ánimo, disminuyen el umbral del dolor, etc. 

Hablar del orgasmo femenino continua siendo un tabú en nuestra sociedad, existe poca información y pocos estudios de investigación referentes a él. Un estudio realizado en una universidad de Colombia revela que al menos la mitad de las mujeres hemos fingido un orgasmo, siendo la causa principal por la que fingimos es por no hacer sentir mal a nuestra pareja, y la mayoría de las mujeres encuestadas para este estudio definieron el orgasmo femenino como “máximo placer”. 

Imagen: Milenio.com

Cada una de nosotras es libre de experimentar con su sexualidad, para así poder conseguir estos segundos de placer. Hablar del orgasmo femenino sigue siendo un tema de moral y de vergüenza, en algunos casos hasta religioso, sin embargo tenemos que avanzar como sociedad para poder verlo y hablarlo como lo que es, un acto normal y placentero, pero sobretodo un acto de libre elección como mujeres, tener orgasmos no nos hace más o menos mujeres, ni refleja la “masculinidad” de los hombres. 

Cada mujer es libre de encontrar las técnicas o prácticas para poder tener un orgasmo, de una manera segura, sin presiones, sin tabúes y sin obligaciones. Tu cuerpo es tuyo, conócelo, explorarlo y aprende que te gusta y que no te gusta, no existe una fórmula secreta para alcanzar el orgasmo, cada mujer tenemos la propia, así que busca la tuya.

A %d blogueros les gusta esto: