EL IMPACTO DE LAS REDES SOCIALES EN LA VIDA

Por: Mara Castelán – 13/septiembre/2020

¿Les ha pasado o conocen a alguien que vive una vida completamente diferente en sus redes sociales?

Pues sí, es real que las redes sociales el día de hoy, tienen un gran impacto y por la situación que vivimos, se ha vuelto el principal medio de difusión, mercadotecnia, publicidad, etc., pero también, un diario de vida de muchas personas. 

¡Foto para el face!

¡Espera! Foto para enseñar lo que ahora se hacer gracias a la contingencia.

Sube la foto para que vean lo que cociné hoy.

¡Uf! Ya hacía falta viajar y tomar el sol.

¡Salud! Ya extrañaba a mis amigos.

¡Borra a esa persona porque ya terminamos!

El postear algo, se ha vuelto indispensable, para que vean que estamos haciendo algo con nuestra vida que me atrevería a asegurar para muchos un tanto aburrida en estos tiempos. Tal vez, estoy equivocada y solo posteamos por postear algo y mantenernos activos en nuestras redes. 

Pero seamos realistas, ya es parte de nuestra vida. Muchas veces y momentos, no los vivimos ni presenciamos por lograr la mejor toma, la mejor selfie, la mejor pose. Dejamos de disfrutar el platillo delicioso que estamos por comer, por estar revisando quién ya le dio like, o por ver los comentarios de “invita”, “dónde andas”, ¿qué tal está?, “te estas mal pasando”. Esto, mas el olvido de la o las personas que nos acompañan en ese instante, o nos perdemos de ese momento o, los integramos a nuestra vida virtual y ocurre la magia, perdernos de nuestro presente y lo tangible. Una buena comida, un rico platillo, una conversación amena, buena compañía, o simplemente, poder apreciar lo que están viendo tus ojos en ese instante.

Muchas veces, se presta como noticiero, “me enteré en face que terminaron su relación”, “¡ya subió foto con otra u otro!”, “seguro terminaron por que está subiendo canciones tristes”, “voy a subir esto para que lo vea mi ex”. Creo que todos lo hemos hecho, pero, ¿en realidad importa?

Imagen: marketing4ecommerce.mx

Nos olvidamos del objetivo principal de las redes sociales y no juzgo, cada quién su perfil, pero si quisiera recordar que lejos de acercarnos, nos alejamos cada vez más, del presente, de los instantes, de las personas y, sobre todo, de la REALIDAD. Tenemos una vida virtual y otra física completamente diferente.

¿Qué pasaría si nos olvidamos de la presunción?

Aprendamos nuevos oficios en silencio. Comamos disfrutando sin decir nada. Hagamos hábito el disfrutar de una buena conversación sin presumir el tiempo que llevaban sin hacerlo, porque a estas alturas ya deberíamos tener claro que todo cambia de un día a otro y que muchos momentos los dejamos pasar sabiendo que podíamos hacerlo cualquier otro día, hoy ya no es así. Disfrutemos sin distracción virtual. Viajemos para divertirnos y conocer, para sumar a tu historia, no para que vean que tú si viajaste en tiempos difíciles. Enamórate y escribe tu propia historia, que al final es eso, TUYA, no de los mil seguidores que tienes. 

VIVAMOS LA REALIDAD NO LO VIRTUAL.

¿Qué haremos cuando todo esto pase?

¿Esa realmente es la pregunta?

A %d blogueros les gusta esto: