EL ARMARIO, UNA DIFÍCIL DECISIÓN

Por: Psic. Ma. Guadalupe Belmonte – 12/julio/2020

Muchas ocasiones hemos sentido la necesidad de gritar a los cuatro vientos que nos gusta una chica o un chico, sin importar tu orientación sexual, nos ha pasado, pero por diversos factores nos detenemos. 

Heterosexualmente hablando, nos frena el que mamá o papá no lo aceptarán, el nivel socioeconómico, por el físico, etc… 

Homosexualmente nos detiene el qué dirán de mi, el cómo le diré a mis papás y la maldita aceptación y aprobación de todo el mundo, etc.. 

Todos hemos estado en clóset, hasta el heterosexual que tiene miedo a decir que tiene una relación. 

Y todo esto nos hace pensar ¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo salgo del clóset? ¿Y si me estoy equivocando? Esas dudas lo único que hacen es retroceder nuestro proceso de aceptación, porque el que los demás no te acepten, es una clara idea de lo que tú estas trasmitiendo con el otro. 

ACEPTAR quién eres y cómo eres es algo complicado, ya que primero nos es más fácil decirles a otros lo maravilloso que pensamos de ellos, pero, ¿cuándo te dirás a ti la belleza que tienes frente a un espejo? Intenta, mírate, atrévete y ámate. 

NO ETIQUETAS, no vivas de etiquetas o de lo que la gente piensa de ti, es momento de disfrutar reconociendo tu verdadera identidad. 

SALIR DE CLÓSET es una palabra que no debería estar en nuestro diccionario, porque somos personas normales que decidimos amar a otros seres humanos y no tenemos por qué escondernos de nada ni de nadie. Nuestra libertad, leyes y derechos debemos hacerlas valer, pero se empieza desde el aceptarme y no reprochar nuestra identidad de género. 

Si deseas buscar ayuda profesional puedes contactarme.

 belmonte_itsi07@hotmail.com

4622423721

Facebook Psicología Alma y Ser

A %d blogueros les gusta esto: