DÍA INTERNACIONAL DEL CHEF

Por: Chef Octavio Bernal Mendoza – 20/octubre/2020

“La leña de pino y encino ardiendo, el comal rústico comenzando a calentarse sobre el tlecuil conformado por los tenamastes, el humo flotando en el ambiente provocando lágrimas que rodaban sin querer por mis mejillas, el maíz previamente nixtamalizado recién molido ya convertido en masa y las manos de mi abuela materna maltratadas por el campo haciendo la primera tortilla de la mañana, así son los mas bellos recuerdos que tengo de mis primeras veces entrando a la cocina a los 4 o 5 años.”

Desde el año 2004 se empezó a celebrar cada 20 de octubre el día internacional del chef (a mí en lo personal no me gusta el término “chef”, yo prefiero cocinero de profesión), para reconocer a los profesionales de la cocina todo ese esfuerzo y dedicación que le imprimen a su trabajo, y es que un chef no solo cocina, un chef debe ser artista, un chef debe ser administrador, un chef debe innovar, un chef debe saber ser un líder en la cocina para que sus subordinados puedan comprometerse y tomar como suyos los objetivos que tiene el establecimiento o la empresa donde laboran. La verdad, un chef debe ser de todo un poco.

Pareciera sencillo el cocinar, pareciera ser un trabajo que cualquiera puede desempeñar, pero no cualquiera es capaz de abandonar a sus familias en días festivos por tener que trabajar, no cualquiera sacrifica esos domingos con la pareja, porque en un restaurante son los días con mas clientes, no cualquiera soporta trabajar de pie, a veces, más de 10 horas al día, cortándose, quemándose, escuchando los gritos de “comanda para tal mesa”, “el plato de tal mesa ya se retrasó” o ”qué tiempo falta para la comanda tal”. Por eso es importante que no sólo celebremos a los chefs profesionales o que cursaron una licenciatura o carrera en una escuela, sino a todos los cocineros y cocineras que, tal vez, de manera empírica han aprendido y laboran en una cocina.

El 20 de octubre debemos reconocer a todas las personas que por algún motivo tienen que trabajar jornadas largas, de día o de noche frente al fogón, ese fogón que termina las cocciones de los ingredientes que juntos forman ese platillo que llega hasta tu mesa en el restaurante al que vas un fin de semana.

Querido lector, podría hablarte de la historia de la gastronomía, tal vez podría mencionarte quién fue el primer chef que propuso este día como el día internacional del chef, pero prefiero decirte que con el trabajo que hacemos los cocineros, mas allá de buscar una remuneración monetaria, buscamos la satisfacción de los clientes, porque sólo eso nos hace sentir bien, solamente el saber que los comensales quedan contentos con las creaciones de nuestras manos, ya es una recompensa que ni mil monedas de oro pueden comprar.

Tú que estás leyendo esto, si conoces a algún cocinero o cocinera, felicítalo en este día, créeme que una felicitación puede ser la mejor motivación que podemos recibir un 20 de octubre.

A %d blogueros les gusta esto: