DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS

Por: Yuri Tapia Ando – 30/noviembre/2020

A diferencia de otras fechas internacionales que suelen proponerse por organizaciones como la OMS o la ONU, el Día Internacional de la Lucha Contra los Trastornos Alimenticios se celebra desde el 2012 y surgió como una iniciativa de una usuaria de las redes sociales, quien buscaba apoyarse a sí misma con este trastorno y demás personas que lo padecieran, con la idea de portar un lazo azul como símbolo de fe, solidaridad y esperanza, por lo que se fueron uniendo al movimiento más páginas de redes sociales y fue como quedó establecida la fecha del 30 de noviembre para luchar contra este problema que afecta tanto a hombres como mujeres.

El Trastorno de Conducta Alimenticia lo puede padecer cualquier persona y su padecimiento se debe a factores psicológicos, biológicos, socioculturales o familiares, causándoles alteraciones mentales y físicas, aunque por fortuna, es un trastorno que se puede tratar por medio de un tratamiento médico y psicológico.

Bulimia. Uno de los trastornos más conocidos, en éste, la persona tiene atracones donde no controla lo que ingiere de comida para después llegar al arrepentimiento y provocarse ya sea el vómito o consumir laxantes. La padecen mas las adolescentes y mujeres jóvenes.

Anorexia nerviosa. Quienes sufren este trastorno tienen un miedo intenso a subir de peso aunque su peso sea incluso menor al que debería tener. Estas personas en su afán de querer mantenerse delgados, hacen ejercicio y dieta en exceso e incluso llegan a contar las calorías que consumen en cada alimento. Es más común en mujeres y suele presentarse en la pubertad o en la adolescencia, incluso en la edad adulta.

Ortorexia. Este trastorno consiste en la obsesión por la comida sana, llegando incluso a convertirse en una anemia y hasta en una enfermedad psiquiátrica. La persona ortoréxica lleva dietas muy estrictas donde dejan de consumir carnes, grasas e incluso azúcares, haciendo que su cuerpo pierda nutrientes. A diferencia de los dos trastornos anteriores, en este, la persona no se fija en la cantidad de lo que consume, sino en la calidad. Es tanta la obsesión del ortoréxico por comer sanamente que pierde la capacidad de comer intuitivamente lo que los hace dejar de saber cuando tienen hambre o cuando ya se encuentran saciados.

Trastorno por atracón. Como su nombre lo dice, el paciente experimenta atracones de comida en episodios recurrentes para después sentirse invadido por la culpa. A diferencia de la bulimia, el paciente después del atracón no hace nada por deshacerse de lo ingerido, lo cual lo lleva a la obesidad, aunque si se llegan a sentir a disgusto con ellos mismos, se deprimen o se avergüenzan. Estos atracones se deben debido a la ansiedad, malestar e inestabilidad emocional.

Vigorexia. A diferencia de los demás trastornos, este no es estrictamente alimentario, sino físico ya que la persona está obsesionada con su figura y tienen una distorsión del esquema corporal. Este trastorno también recibe el nombre de dismorfia muscular o de anorexia inversa. Se relaciona con el Trastorno Obsesivo Compulsivo donde el paciente se obsesiona con sus imperfecciones por lo que llega incluso a dejar sus actividades y se dedica al ejercicio con tal de alcanzar una figura la cual nunca es suficiente para él. Suele presentarse más en hombres de entre 18 a 35 años.

Existen mas trastornos alimentarios, sin embargo estos son de los más comunes. Si sientes que padeces alguno de estos o crees que conoces a alguien que pueda padecerlos, pide ayuda con un profesional, y si eres familiar o amigo, no olvides también apoyar a quien padece cualquiera de estos trastornos.

Fuente: medlineplus.gov, medlineplus.gov, cuidateplus.marca.com, cuidateplus.marca.com , cuidateplus.marca.com

A %d blogueros les gusta esto: