DÍA DEL MÉDICO

Por: Yuri Tapia Ando – 23/octubre/2020

Sin duda el médico siempre ha sido una figura respetable y admirable por su conocimiento y dedicación a su profesión, sin embargo, en esta época que atravesamos con un Covid presente, esta figura ha cumplido una vez más con su deber de salvar y procurar vidas, y es que, mientras la mayoría nos encontrábamos en cuarentena, eran los médicos, las doctoras, y el resto del personal de salud, quienes salían de casa para atender miles de enfermos de coronavirus, un virus que para empezar, era nuevo y nadie sabía exactamente cómo tratar.

En estos últimos meses se han perdido miles de vidas debido a este virus que llegó a cambiarnos nuestro modus vivendi, sin embargo, no hay que olvidar que a su paso ha tomado parejo y también ha cobrado las vidas de muchos médicos que diariamente estuvieron con esta lucha contra el virus, atendiendo siempre a sus pacientes.

Los médicos y demás personal de salud siempre se han visto expuestos a enfermedades y esta vez no fue la excepción. Mientras muchas personas se han quejado que el cubrebocas es molesto solo por traerlo unas cuantas horas, han sido los médicos quienes han tenido que traer toda la protección encima, pues son ellos quienes realmente están parados enfrente del virus y aunque a veces lo olvidemos, ellos también son humanos y también se enferman.

El médico también tiene miedo de enfermarse, también tiene una familia a la cual cuidar y la cual se preocupa también por él. El médico también se acalora con el cubrebocas, también se aturde por traer encima una careta, también siente que le falta el aire, también debe usar gel antibacterial y toallitas desinfectantes; el médico también corre el riesgo de enfermarse, de faltar al trabajo porque ya empezó a sentirse mal, porque ha perdido el olfato, porque le duele el cuerpo y su fiebre ha aumentado. El médico también sufre delirios por esa fiebre, también pierde peso y también tuvo que estar aislado. El médico también sintió que no podía respirar y tuvo que comprar mil medicamentos sin saber si volvería a estar bien. El médico también tuvo miedo de morir.

El médico se recuperó y tuvo que regresar a su trabajo, a seguir revisando pacientes de covid, a seguir exponiéndose pese a haber librado una vez la enfermedad. El médico continúa con su vocación, porque eso escogió, porque eso es lo que le llena, porque le apasiona la medicina, porque su deber es curar a los enfermos o hacer lo posible por sanarlos. El médico sigue ahí, trabajando y aprendiendo cada día mas sobre esta enfermedad. El médico, ese médico es a quien yo llamo papá.

Hoy es el Día del Médico, hoy es su día. Gracias.

A %d blogueros les gusta esto: