TRES DATOS CURIOSOS DE LA GASTRONOMÍA MEXICANA…

…QUE (PROBABLEMENTE) NO SABÍAS

Por: Chef Octavio Bernal Mendoza – 25/octubre/2020

En el mundo de la gastronomía mexicana existen diversas historias, leyendas y algunos mitos que muy probablemente has escuchado y hasta los has creído, un ejemplo claro es que dicen que cuando hacen tamales no debes enojarte si estas cerca de donde se cocinan o quedarán crudos, si eso pasa les debes bailar, ¡sí, bailar! Aunque yo lo considero como un mito, en muchos lugares se lo toman muy en serio. En cuanto a leyendas también hay muchas, por ejemplo, la leyenda de cómo los habitantes prehispánicos de América empezaron a sembrar el cacao, una semilla exclusiva de los dioses que fue robada y otorgada a los habitantes por Quetzalcóatl; y pues de historia hay muchísimas más que no cabrían en esta página, ejemplo la creación del mole, chiles en nogada, etc., y eso sólo en México, imagínate en el resto del mundo. Bueno, pues hoy quise compartirles algunos datos gastronómicos de México que la mayoría de las personas desconocen.

Suiza y los chocolates

Cuando se habla de los mejores chocolates del mundo, lo primero que se le viene a la cabeza a muchos es Suiza; y efectivamente, Suiza produce chocolates de muy buen sabor y calidad, pero el cacao, que es la materia prima con la que se elabora el chocolate, es originaria de México, así es, México le regaló al mundo (tal vez no fue un regalo, más bien un robo, pero no entraremos en esa discusión). En México el cacao se usaba como moneda y se consumía como una preparación líquida, muchas veces sin azúcar. Se consumía en celebraciones y algunas ceremonias; era una bebida muy fuerte que se consideraba sagrada. A la llegada de los españoles se le empezó a agregar leche (ellos trajeron las vacas a nuestro continente) y poco después un pirata botánico la llevó a Europa y bueno, lo demás es historia; los suizos con su innovación empezaron a producir lo que conocemos como chocolate y a consumirlo en cantidades abundantes.

Foto: theconversation.com

Hoy en día en México solo existen tres estados que producen cacao y existen buenos chocolates hechos por chocolateros mexicanos que fácilmente pueden competir con los chocolates suizos.

¿Jitomate o tomate? 

Siempre, cuando imparto clases de cocina me gusta preguntarles a mis alumnos cual es la manera correcta de llamarle al fruto rojo que se ocupa para hacer salsas rojas y ensaladas, también pido que me justifiquen su respuesta y la mayoría de las veces no saben ni por que es jitomate o si es correcto llamarle tomate. 

Es algo más sencillo de lo que suena. La mayoría de los mexicanos le llamamos jitomate y esto tiene una razón histórica. Para empezar, este fruto es originario de América, por lo tanto, los mexicas lo llamaban “xictomatl” que quiere decir “ombligo gordo de agua” ya que, si lo observas bien, el fruto en si parece un ombligo algo regordete y bueno, es un fruto cuya composición es en su mayoría de agua y fibra. Ahora bien ¿Por qué algunas personas le dicen tomates? Bueno, pues tomate es una palabra mas europea (ulala señor francés). Al ser conquistados por los españoles pues muchos ingredientes fueron transportados a Europa y fueron adoptados por otros países como casi propios, ejemplo, Italia tiene infinidad de platillos hechos con jitomate (o tomate), España tiene su tradicional gazpacho que se hace con el fruto rojo mexicano y bueno así algunos otros países; ahora bien, ¿el verde con cáscara no es tomate? Sí, en México se le conoce como tomate, tomate verde o tomatillo, pero bueno según la RAE la palabra JITOMATE es un “mexicanismo” de TOMATE (ahora resulta), entonces lo correcto es llamarle, al verde con cáscara, TOMATE VERDE o TOMAILLO. 

Conclusión: Jitomate y tomate es lo mismo, solo que jitomate lo usamos más los mexicanos y tomate lo usan los europeos y los estadounidenses (por eso TOMATO en inglés).

¡Échate otro pozolazo! 

El pozole es un platillo prehispánico muy representativo de México, es una preparación hecha con una especie de maíz denominada “cacahuazintle” que es un grano mas grande, blanco y duro que el “normal”. Este platillo puedes encontrarlo verde, rojo y blanco, con carne de pollo, res o cerdo, pero en la era prehispánica no había cerdos, esos los trajeron los españoles, entonces, ¿con que carne lo hacían? 

Bueno aquí va la historia; existen algunos relatos recuperados de los conquistadores españoles donde mencionan que el pozole era servido con CARNE HUMANA, según estos relatos, el pozole se servía en la celebración al dios de la primavera “Xipe Tótec”, en dicha celebración, se le servía a Moctezuma un humeante y delicioso plato de pozole con carne de una pierna humana, obviamente cocida (porque cruda que asco, jajaja), la cual pertenecía a algún prisionero sacrificado. También se dice que el pozole se servía en funerales, y algunas otras historias dicen que, en el tradicional juego de pelota, el equipo que resultaba ganador era sacrificado y cocinado en pozole, vaya premiación, pero para los jugadores era un honor morir de esta manera. 

Foto: cocinafacil.com.mx

Bueno, qué mas da, carne es carne, jajaja, otra historia que me llamó la atención es que se dice que en algunos lugares el pozole se servía con carne de xoloitzcuintle, pobres perritos, por eso ya no hay tantos. 

¿Alguien quiere venir a comer un pozolito prehispánico a mi casa? 

Bueno, estos son algunos datos curiosos que quise compartir con ustedes, los dejo, porque mi pozole ya está ladrando.

A %d blogueros les gusta esto: