ATERRADOS

Por: Jess Ñeco – 14/octubre/2021

Están en tu casa, en tu cocina y con tus vecinos…

Imagen: Heaven of horror

¿No te has encontrado con una película y te dices, “no entiendo nada pero va, te lo compro”? o, ¿te has puesto a pensar que podrías invitar a tus amigos y comenzar a platicar a la mitad de la historia sin problema?
Bueno, déjanos ahorrarte el tiempo de búsqueda en Netflix y el día de hoy te presentamos una película escrita y dirigida por Demián Rugna; la cinta proveniente de Argentina nos cuenta la historia de tres parapsicólogos y un alarmado comisario de policía que se alojan en tres casas de un mismo barrio para investigar la causa de una serie de sucesos paranormales que han resultado en muerte y desaparición de algunos vecinos.

El director y escritor es relativamente conocido por su amor al género oscuro, había comentado con anterioridad que la idea para Aterrados pasó de una mini serie a transformarse en formato para película con la ayuda de su productor Fernando Diaz.

Puedo declarar (sin temor a avergonzarme) que la primera mitad me llegó a inquietar a pesar de haberla visto en el día, en el gimnasio y con las luces prendidas; la historia salta de locaciones y espacios temporales para darnos una gama de personajes donde cualquiera puede morir, cualquiera puede ser el personaje principal, pero existe una sola maldad.

Imagen: Zona de obras

¿Qué es lo que pasa entonces a partir de la segunda mitad?
Sin ningún spoiler puedo asegurar que todo ese trabajo creando la tensión, las incógnitas y la presentación de los nuevos personajes, se van terriblemente hacia abajo cuando las historias se unen para el esperado final.
Un final que da sus últimos sustos con imágenes generadas por computadora que en lugar de dar terror darán risa y nos permitirá levantarnos del sillón sin sentirnos culpables de habernos perdido de algo.
Eso sí, los sustos y el suspenso están lo suficientemente bien hechos como para ser la cinta recomendada de la semana; el maquillaje y las actuaciones no están del todo mal, una bocanada de aire fresco del que estamos acostumbrados con las cintas hollywoodenses al presentarnos a los seres de otra dimensión (así es, vienen de otra dimensión) y cadáveres de niños putrefactos a plena luz del día.

Entiendo que el hecho de que sea una cinta de habla no inglesa puede alejar a ciertos amantes del género, pero algo que nos han enseñado El Orfanato (Juan Antonio Bayona, 2008), Los Ojos de Julia (Guillem Morales, 2011), Rec (Jaume Balagueró, Paco Plaza, 2008) y El Espinazo del Diablo (Guillermo del Toro, 2007) es que se puede llegar a la altura y si eso no los convence, se dice que está en puerta un remake.

Con miras a una secuela enfocada en el personaje de Norberto Gonzalo con el título El libro de Jano, esperemos que el director y escritor no tarde otros 10 años para presentarnos otra idea original, con apariciones, sobresaltos y cadáveres comiendo galletitas.

Imagen: Infobae
A %d blogueros les gusta esto: