ARGENTINA EN LLAMAS

Por: Abril Cruz – 8/abril/2021

Foto: Pinterest

Muchas veces no imaginamos que los daños ambientales proyectan consecuencias alarmantes o un golpe para los que están directamente afectados, esto puede traducirse como un vacío emocional difícil de contener y sólo quedan dos opciones: rendirse o seguir adelante para ver las mejoras.

El 9 de marzo de este año, alrededor de las 16:00 horas (horario de Argentina), siete localidades de la Comarca Andina comenzaron a arder. Las Golondrinas, El Hoyo, Epuyén, El Maitén, Cholila, Cerro Radal y Lago Puelo fueron escenario de diferentes focos de incendio que en cuestión de unas horas arrasaron con más de 250 casas y unas 15,000 hectáreas de bosques, tal como confirmaron las autoridades hasta el momento.

El Servicio Nacional del Manejo del Fuego estipula que el 95% de los incendios son causados por actividad humana, al igual que el aumento de las temperaturas por el cambio climático y otros eventos meteorológicos, como las corrientes de viento, pueden exacerbar las consecuencias generando un efecto devastador.

Lamentablemente, los registros de la información que se tiene respecto al suceso de la zona, indican que el fuego se prendió intencionalmente y el responsable sabía perfectamente cómo hacerlo para perjudicar tanto el ambiente como a los habitantes que se encuentran a los alrededores.

Pasados varios días, la mayoría de focos de incendios estarían controlados y alejados de la zona de viviendas gracias a los esfuerzos de brigadistas, bomberos voluntarios, fuerzas de seguridad, personal especializado y los propios habitantes y vecinos que se movilizaron a la par para salvar lo propio con lo que tuviesen a la mano.

Foto: Nicolas Villaume

No tenemos idea de la fortuna que es contar con personas con un corazón enorme, preparadas, siendo voluntarios y algunos otros convocados, para brindar su ayuda y llegar enseguida a estas situaciones en las que personas inconscientes de la realidad no saben apreciar la enorme dádiva que tenemos como seres humanos de poder disfrutar y contemplar estos paisajes únicos.

Por lo general en la mente está la idea de que la madre naturaleza perdurará por un largo tiempo, pero no nos damos cuenta del daño que los seres humanos provocamos, lo generalizo porque somos una misma especie, y aunque haya algunos que comprenden lo que sucede con nuestro planeta, hay otros que sólo deciden ignorar, y mientras esas personas no hagan conciencia seguiremos viendo casos como estos.

Nuestra manera de ayudar es haciendo los pequeños pasos, no tirar la basura en cualquier lugar como ya hemos leído anteriormente, y en caso de incendios, cada que decidas acampar asegúrate de apagar bien la fogata y no dejar botellas de vidrio en pastizales para evitar algo accidental, cuidemos nuestras hermosas áreas verdes, son gran parte de lo que embellece a nuestro hogar azul.

A %d blogueros les gusta esto: