AÚN NO SE OLVIDA

Han pasado 52 años desde que se llevó a cabo uno de los acontecimientos más fatales dentro de la historia de nuestro país, motivo por el cual el 2 de octubre, no se olvida.

Foto: wikipedia.com

1968 fue un año que cambió para siempre la historia de México, se habían presentado ya algunas marchas de protesta por parte de estudiantes e incluso de otros sectores para demandar entre otras cosas, mejores salarios y respeto a los derechos y a la Constitución, además, los estudiantes estaban motivados por los movimientos estudiantiles llevados a cabo en Francia y Estados Unidos, por lo que el 2 de octubre se convocó a una marcha de protesta, la cual partiría desde la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Las autoridades, principalmente los granaderos ya contaban con fama de agresión y abuso de autoridad, pero lo que sucedió ese día rebasó todo lo que se pudo imaginar. El entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz no quería dar una mala imagen, de protestas hacia su gobierno, ya que las Olimpiadas estaban a días de llevarse a cabo y sería la primera vez que se transmitirían vía satelital en todo el mundo, por lo que tomó la determinación de enviarles un mensaje claro a los estudiantes, a quienes consideraba como parte de un acuerdo comunista en contra de los juegos olímpicos, por lo que pretendía con esto terminar con la rebeldía y destruir el movimiento estudiantil de un solo golpe.

Foto: lasillarota.com

Hasta la fecha nadie sabe dónde empezó el tiroteo. Miembros del Batallón Olimpia se infiltraron entre los estudiantes e iniciaron el tiroteo para hacer creer que los estudiantes habían provocado al ejército. Quienes lograron escapar pudieron esconderse en departamentos, sin embargo, miembros del ejército irrumpieron en los lugares y los detuvieron. A algunos los desvistieron dejándolos en ropa interior, los golpearon y a otros los desnudaron completamente.

Foto: pulsoslp.com.mx

En ese entonces el gobierno limitó la libertad de expresión y en las noticias anunciaron que solo habrá habido 20 muertos. A los periodistas, ese día les habían confiscado sus rollos e incluso fueron maltratados también. Testigos de la masacre dieron a conocer que cientos de cadáveres habían sido recogidos con grúas para luego ser arrojados e incinerados. Nadie sabe aún cuántos fueron los muertos y heridos en realidad.

Foto: radiobilingue.org

A pesar de que el gobierno amenazó a quien divulgara la noticia a nivel mundial, se llegó a filtrar alguna información al extranjero y causó protestas en las embajadas mexicanas de varios países. Así mismo, en la inauguración de los Juegos Olímpicos, unos manifestantes lanzaron sobre el palco donde se encontraba el presidente Díaz Ordaz, un papalote en color negro con forma de paloma. A estos juegos se les conoce como La Olimpiada de la Paz.

Han pasado los años y aún quedan varias dudas de lo ocurrido ese día, sin embargo, después de tanto, es una fecha que se sigue recordando y que aún debemos estudiar para no volver a repetir esta triste historia. 2 de octubre, no se olvida.

Publicado por yuritapiaando

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Escritora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: